Hoy gritamos ¡Resisto, luego existo! – ¡Resistimos, luego existimos!…

Mediante webinars ayudamos a construir cimientos para una cultura de igualdad y respeto.

Hoy gritamos ¡Resisto, luego existo! – ¡Resistimos, luego existimos!…

31 marzo, 2021 Diversidad Sexual Perspectiva de Género 0
Facebooktwitterpinterestlinkedin

Queride lectore, hoy, 31 de Marzo, supone un día de conmemoración de nuestra existencia frente a los ojos de la sociedad en la que nos tatuamos con nuestra resistencia. Hoy celebramos que seguimos en esta lucha que hace patente nuestras existencias, porque en estos hábitats fríos y duros de concreto, vivir es luchar, y luchar es resistir, y si resistes existes.

Hoy gritamos ¡Resisto, luego existo! – ¡Resistimos, luego existimos!…

Porque como entidades fermentadas y emancipadas de la podrida CisHeteroNormatividad amputadora de posibilidades y libertades, sólo si se lucha y se resiste, se puede existir en la lengua, en lo social y en el derecho.

Porque para existir fuera del sofocante paradigma hegemónico binario hay que mantenernos en una pujante comunidad que esté unida, y que no baje los brazos.

Ser revolucionaria, como quiero entenderlo, es cuando a una le duelen casi físicamente las diferencias y las desigualdades. Y es ese dolor lo que mueve al pueblo, porque causa ausencia de paz, y ese dolor no va a parar sólo, se va a acabar cuando el pueblo escuche su dolor y cambie su forma de pensar, pero eso no se decreta, se lucha en las protestas por el compromiso que se tiene de dejar un mejor mundo a los que vienen.

El poder está en el corazón de las grandes masas; por eso, nunca, ninguna protesta y ninguna lucha por derechos y libertades se ha ganado en paz y sin compromiso colectivo, porque cuando se lucha por algo tan fundamental como el derecho a la existencia y a la libertad, la solidaridad con la condición humana nos une para lograr la justicia que se hace por amor a un verdadero cambio, la que construye, la que repara, evita y mejora.

Mi religión es existir, es la Vida. No existe ninguna cosa más importante que el milagro de existir vivxs. Por eso, tenemos un compromiso con la existencia, porque nos ha tocado la improbable suerte de transitar un poco por la vida en medio del eterno silencio mineral, y por eso debemos darle una causa, y qué mejor causa que la lucha que se hace por los demás; porque la vida no es sólo recibir; es antes que nada dar algo de lo que tenemos por jodido que estés. Por eso debemos entender que la única división de la humanidad es bien simple, los que están vivos y los que no, y los que están vivos van en el mismo barco. Así que, o todos jalan para un mismo lado o esto no avanza.

No debemos olvidar que vivir es tejer melancolía para formar las bases de paz para los que vienen, porque la forma social de responderle a la especie es tener compromisos políticos con la humanidad.

Y tampoco olvidemos que la desgracia en el mundo no depende de la potencia punitiva; depende de la cultura que la cultiva, y que la desgracia no va a acabar si no cambiamos los modos de pensar, y para eso se lucha. Por eso debemos recordar que lo imposible cuesta un poco más y derrotadxs son sólo aquellxs que bajan los brazos y se entregan.

Para eso hoy luchamos, para resistir, porque…

 ¡Resisto, luego existo! – ¡Resistimos, luego existimos!.

Daniela Muñoz-Jiménez

Facebooktwitterpinterestlinkedin

 

Deja un comentario