Estereotipos de género generan conflictos en las familias

Mediante webinars ayudamos a construir y fortalecer cimientos para una cultura de igualdad y respeto.

Estereotipos de género generan conflictos en las familias

13 abril, 2021 Educación en Género Igualdad Perspectiva de Género 0
que son los estereotipos de género
Facebooktwitterpinterestlinkedin

Utilizar estereotipos de género no son una opción que a las familias les sirva pues les representan serias dificultades.

Los modelos familiares se han transformado, y con ellas, las formas de manifestar la identidad de sus integrantes.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), un estereotipo de género “es una opinión o prejuicio generalizado acerca de atributos o características que hombres y mujeres poseen o deberían poseer o de las funciones sociales que ambos desempeñan o deberían desempeñar”.

Las personas hoy en día, se cuestionan más los “deberes ser” o los “deberías”, por tanto; los estereotipos de género están cayendo en desuso.

¿Qué es un estereotipo de género?

Utilizar estereotipos de género es una práctica común para asignar a una persona determinada, hombre o mujer, atributos, características o funciones específicas, únicamente por su pertenencia al grupo social masculino o femenino.

que son los estereotipos de género
Ejemplos de estereotipos de género

¿Cuándo se convierte en un estereotipo de género nocivo?

Un estereotipo de género es nocivo cuando limita la capacidad de hombres y mujeres para desarrollar sus facultades personales, realizar una carrera profesional y tomar decisiones acerca de sus vidas y sus proyectos vitales.

Los estereotipos de género nocivos pueden ser hostiles o negativos (por ejemplo: las mujeres son irracionales). Pueden ser “aparentemente benignos” (por ejemplo: las mujeres son protectoras).

Efecto nocivo del estereotipo de género dentro de las familias: Sobre la base de este último ejemplo (las mujeres son protectoras); da como resultado en que las responsabilidades del cuidado de los hijos suele recaer sobre las mujeres de manera casi exclusiva. A los hombres también los afecta este estereotipo porque les aleja del cuidado de sus hijas e hijos, creando un distanciamiento poco favorable.

Vemos otro ejemplo en esta frase que solían usar las abuelas de los 60’s : “Un hombre en la cocina, huele a gallina” suficiente frase para que ellos salieran corriendo a ver el fútbol en vez de corresponsabilizarse en la preparación de alimentos. ¡Sí que han cambiado los tiempos! Pero… no tanto como quisiéramos. Aún hay mucho por hacer.

Facebooktwitterpinterestlinkedin